Follow by Email

martes, 19 de abril de 2011

Capitulo 4: Relato de Fuensanta.


Nació humana, fue humana hasta los seis años, era una vida normal, como la que ella quería vivir, pero su madre quería que todos sus hijos fueran vampiros, al ver que era humana, le dieron ganas de matarla, pero su madre pensó que podía ir a un rito rial de vampiros y entregar su alma a su hija, aunque muriera, se lo pregunto a los ancestros y dijeron que no podrían hacerla vampiro hasta los seis años .cuando pasaron esos años, lo hizo, la madre sacrifico su vida para que su hija fuera vampira, le dio su alma, la niña solo recuerda el dolor, tenía ganas de morirse, era como si le clavaran cinco espadas por el estomago y no muriese, también recuerda a su madre muera, tirada en el suelo, lloro, lloro tanto que perdió el conocimiento, cuando se despertó tenia alas, colmillos enormes y unos ojos rojos, se había convertido en vampira, paso unos días siendo vampira, pero lo odia, no soportaba mas ser vampira, hizo que le salieran las alas y los colmillos, sin pensarlo se los corto con un cuchillo, pero al instante le crecieron más grandes y más fuertes.

El primer día de clase que fue al colegio en forma de vampiro, tenía ganas de matar a todos sus amigos, lo malo es que lo hizo, los mato a todos. Algunos de los habitantes del pueblo descubrieron que era una vampira y la querían matar, no solo por ser vampira si no por venganza, habían matado a sus hijos y querían que ella sufriera todo lo que sufrieron ellos.

Su padre y sus hermano se fueron a un pueblo más pequeño que el otro, donde todos los habitantes eran vampiros, allí le enseñaron a controlarse y a mantener sus impulsos. Estaba muy agusto, a veces pensaba que era una humana, quería quedarse ahí toda su vida, pero su padre le obligaba a ir al instituto porque quería que fuese tan lista como su madre. Se mudaron, se fueron de Galicia hasta Murcia y se fue a mi instituto, quien sabe a lo mejor fue el destino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario